O como los que claman por el derecho al ejercicio de la crítica hereje, al ejercerla al sesgo y parcialmente, dejan de ser, precisamente, herejes, para convertirse en ortodoxos de los intereses que lo contratan.

La pupila insomne

Iroel Sánchez

contrato_lupa.jpgCuando tuvo ante sí la posibilidad -finalmente frustrada- de hablar en la ceremonia de los Premios Oscar, sin dudas la mayor tribuna mediática que un intelectual cubano haya podido imaginar jamás, Tomás Gutiérrez Alea no vaciló en anunciar -junto al codirector de la película Fresa y chocolate, Juan Carlos Tabío- que utilizaría esa oportunidad para condenar el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba.

Ver la entrada original 1.732 palabras más