¿Ha pasado Cuba de ser una “plaza sitiada” a una “plaza abierta”? Leo a un especialista en comunicaciones que parece considerarlo así. Es una conclusión quizás muy precipitada. El concepto de “normalización” de las relaciones EEUU – Cuba tiene varios sutiles semas para ser aplicado de forma genérica.
Una verdadera relación “normal” entre ambos países parece ser asunto de compleja y larga data: todavía – y no se ve la razón por lo que eso tendría que cambiar- el objetivo estratégico general del vecino es lograr, por otra vía, un deterioro, o un cambio de “régimen”. El objetivo de Cuba, aún parece, es lograr una continuidad – pese a las transformaciones y cambios que se deban hacer en el camino – de su proyecto. Mientras esa tensión ruda y medular se mantenga, Cuba estará, efectivamente, sitiada, aunque por sutiles modos. Ahora: hace mucho tiempo que a muchos intelectuales o gente simple en Cuba no le gusta el término de plaza sitiada, que, como toda semántica que se mantenga largamente en el tiempo, se desgasta. Sin embargo, y aunque comunicacionalmente ya sea aconsejable evitar su uso, tampoco nos creamos una plaza abierta. Incluyo el texto…

La pupila insomne

Agradezco a la Facultad de Comunicación y su departamento de periodismo por la invitación y sobre todo por generar este espacio que considero de gran importancia en este preciso momento.

Los organizadores propusieron el título de la conferencia  y a partir de lo que  he interpretado  de ese título he estructurado  mi intervención. Solo puedo en una hora apuntar ideas generales pero espero esto ayude e incentive a profundizar sobre estos temas.

Ver la entrada original 3.175 palabras más

Anuncios